Últimas Noticias

Inicio > Código > Noticias

TABARÉ VÁZQUEZ: "LA GENTE NECESITA, MERECE, DESEA Y TIENE DERECHO A LA PAZ"

(Reportaje de Yamid Zuluaga al Presidente de la República Oriental del Uruguay y Premio de la Orden IIDH-América)

Los grandes hombre y mujeres de la historia se han caracterizado por el legado humanitario que han sabido construir brillantemente desde sus campos. El llamado a la paz, a la reconciliación y a la armonía ha forjado ideas que repercuten en el tiempo y se van sembrando como el sostén de una sociedad que anhela el bien común. Las palabras iluminan el camino, pero son las acciones concretas las que materlializan los sueños de igualdad y le dan sentido a la vida con pilares de bondad.

Por ello, el Instituto Internacional de Derechos Humanos, Capítulo para las Américas, premió al señor Presidente de la República Oriental del Uruguay, Tabaré Vázquez, un hombre que se destaca por su clara visión altruísta y quien desde sus acciones, su vida y su trabajo, multiplica las buenas intenciones.

Este reconocimiento fue entregado en el Honorable Senado de la Nación Argentina en un acto que contó con la presencia de importantes personalidades de la política y los Derechos Humanos en el país y todo el Cuerpo Diplomático extranjero acreditado ante el Estado Argentino. En el estrado hablaron el Presidente Honorario del IIDH-América, Daniel Herrendorf, el Senador Nacional, Rodolfo Urtybey, el Presidente del Senado, Federico Pinedo y el Presidente del Consejo del Trabajo del IIDH-América, Ricardo Perretta.

La trayectoria del Dr. Tabaré Vázquez es intachable. Estudió medicina en la Universidad de la República y se especializó en oncología y radioterapia. Trabajó en sanidad policial, dirigió el área de radioterapia de la Universidad de la República donde se desempeñó como profesor adjunto en oncología, fue autor de más de un centenar de trabajos científicos de relevancia internacional y es fundador del Centro de Oncología y Radioterapia, uno de los establecimientos médicos más importantes de Uruguay. En una honorable muestra de compromiso con el bienestar de su comunidad, el Dr. Tabaré Vázquez, durante sus dos periodos presidenciales continuó su trabajo como médico en este centro con reducidos grupos de pacientes.

Después de la ceremonia donde le fue otorgada la distinción de la "Orden IIDH-América" como personalidad internacional de Derechos Humanos, tuvimos una entrevista para profundizar en la visión del Dr. Tabaré Vázquez en materia de Derechos Humanos y su compromiso con el bienestar de la humanidad.


 

¿Cuál es su opinión sobre la presencia de un Instituto Internacional de Derechos Humanos en todo el continente americano?

Tabaré Vázquez: Positiva, por cierto. Más aún teniendo en cuenta la trascendencia y complejidad de su razón de ser, la diversidad de su composición y su carácter no lucrativo. No es fácil conjugar esos tres aspectos, sin embargo el Instituto lo logra. Y este Instituto no es un sello, es un equipo humano con un testimonio cotidiano de trabajo.

 

¿Cuál cree que es el principal desafío de los Estados respecto a los Derechos Humanos en América?

Tabaré Vázquez: Garantizarlos, promoverlos, practicarlos hasta convertirlos en ese "aire habitual" que los seres humanos respiramos sin darnos cuenta pero conscientes de que sin el mismo no podemos vivir.

 

Después de condecorado, el presidente del Instituto Daniel Herrendorf declaró que le llamó mucho la atención su mirada; dijo que vio la mirada la mirada del médico, los ojos humanitarios de quien acaso cuida a todo su pueblo. ¿Usted se siente así?

Tabaré Vázquez: Creo entender el sentido de la generosa expresión que utilizó el Sr. Daniel  Herrendorf, pero los gobernantes no somos cuidadores. No somos elegidos para cuidar a la gente como si la sociedad fuera un rebaño; somos elegidos por nuestros conciudadanos para gobernar y gobernar es, en cierto sentido, acompañar a las personas a lo largo de la vida, especialmente a las más vulnerables. La gente no quiere ni necesita que "le resuelvan la vida"; tampoco quiere ni puede  "vivir a la intemperie". La gente necesita, merece,  desea y tiene derecho a un marco de paz, libertad, democracia, justicia, prosperidad  e  igualdad de oportunidades en el cual cada cual construya su vida en sociedad independientemente de su raza o etnia, preferencia política o definición ideológica, religión, género, opción sexual, nacionalidad o cualquier elemento que exprese la riqueza de la diversidad. Es tarea de los gobiernos crear, mantener y profundizar ese marco difícil pero imprescindible porque la persona en su doble dimensión, la individual y la colectiva o comunitaria, debe estar en el centro de las políticas de Estado. En tal  sentido, gobernar es acompañar. Pero acompañar no es cuidar...

 

¿Qué reflexiones puede ofrecernos sobre la crisis de derechos humanos que vivimos? Guerras, desplazamientos, refugiados, hambrunas, desarrollo desigual, miseria, venta de órganos y personas, ¿Cómo establecer prioridades?

 Tabaré Vázquez: La primera reflexión refiere a la condición humana: no es tan buena como creemos. Tiene sus lados oscuros. De lo contrario, ninguno de los flagelos que usted ha mencionado existiría.

La segunda: siendo inherentes a la naturaleza humana, esos lados oscuros no determinan un destino irremediable. Los derechos, en tanto instrumentos para la convivencia humana y dimensión ética de la democracia, son imprescindibles para contener y gobernar ese lado oscuro que todos tenemos y que, por ende,  las sociedades tienen.

La tercera: los Derechos Humanos son universales, inalienables y se deben garantizar integralmente. En cualquier situación de déficit de derechos humanos no es un derecho el que falta, son varios, son muchos, quizás la mayoría o todos.

En esta materia, entonces, hay que actuar según esos principios. No es fácil, pero cualquier otra opción es un atajo, cuando no un engaño... Y así como vemos estas situaciones dolorosas, también sabemos que se puede trabajar y mucho en un sentido diferente. Los gobernantes debemos tener siempre la meta de la realización de todos los derechos, en nuestros respectivos países y en la comunidad internacional.


Presidente, le pido sus reflexiones sobre el premio que el Instituto Internacional de Derechos Humanos de las Américas le ha conferido por sus altos méritos.

Tabaré Vázquez: Reitero lo expresado en ocasión de recibirlo: que aunque se trata de un premio de carácter personal,  yo lo asumo como un reconocimiento a mi país y a todos quienes de una forma u otra me ayudaron a ser merecedor del mismo.

Y que como los premios no son diplomas para encuadrar y exhibir sino estímulos para seguir adelante con las causas que los motivan, seguiremos adelante en esta causa. Porque en materia de Derechos Humanos, siempre se puede y se debe hacer más.

El Dr. Tabaré Vázquez es premiado por su labor en DDHH

por IIDH

15/02/2017

Conozca el Código de derechos Humanos.