Últimas Noticias

Inicio > Código > Noticias

ESPACIO DE MEMORIA Y DERECHOS HUMANOS

III ENCUENTRO FEDERAL DE DERECHOS HUMANOS EN ARGENTINA

Por: Alberto Martínez
 
La curiosidad por conocer de dónde viene la vocación, dedicación y afán por los derechos humanos, nos dirige a uno de los lugares en los que mejor puede entenderse: el espacio de Memoria y Derechos Humanos de la Argentina, en donde se llevó a cabo el III Encuentro Federal de Derechos Humanos.
 
Adolfo Pérez Esquivel, Premio Nobel de la Paz en 1980 y activista argentino, expresó la necesidad de conformar una agenda sobre los derechos humanos para poder así exigir al futuro gobierno la aplicación de políticas públicas que ayuden a la conservación de espacios para la memoria.
 
Ha recalcado que sin derechos humanos no hay democracia, por ser estos dos elementos indivisibles. Concluye Pérez Esquivel que Latinoamérica se debe reforzar, unir, volver a hacer fuertes las instituciones como Mercosur, Unasur, entre otras.
 
En el taller sobre los espacios de memoria y su conservación, se ha mencionado que se debe reformar e implementar de verdad la Ley Nacional de Sitios de Memoria. Se mira con preocupación el hecho de que durante los últimos cuatro años se haya dejado de lado este tema y, de facto, dejara de ser política de Estado; y, además, que se dejaran de hacer políticas públicas efectivas y eficientes.
 
Son cuatro los ejes principales que deben ser exigidos al futuro Gobierno:
 
1. Consolidación de las políticas públicas sobre la memoria y los derechos humanos.
2. Fortalecimiento e implementación en su totalidad de la Ley Nacional de Sitios de Memoria.
3. Fortalecimiento de los espacios de Memoria.
4. Apertura de nuevos espacios de Memoria.
 
El fortalecimiento de la Ley Nacional de Sitios de Memoria ha de ser verdaderamente útil; por lo tanto, tiene que adaptarse a las verdaderas necesidades que exija la base social, tanto de familiares, supervivientes, jóvenes, mayores y, en su conjunto, la sociedad argentina. Para que esto ocurra debe haber una unificación de las experiencias y de lo vivido por cada una de estas familias y supervivientes. Para ello, se ha expuesto la necesidad de implementar un sistema digital que unifique y conecte entre sí los distintos Espacios de Memoria existentes y los nuevos.
 
Otra de las propuestas es ampliar la base social a la cual llegan estos espacios de memoria a más sectores sociales y que estos dolorosos sucesos se puedan compartir sin censura de ningún tipo, para así lograr una mayor implicación a escala social.
 

 
REFLEXIÓN
 
Es admirable la entereza y determinación con la que afronta y afrontará la sociedad argentina los distintos sucesos y delitos de lesa humanidad que se cometieron en la última dictadura (1976/1983). Los innumerables grupos que se dedican a militar por estas causas, con poco o inexistente presupuesto, luchan por mantener vivos estos Espacios de Memoria, también por abrir otros nuevos a pesar de las dificultades.
 
La sociedad argentina vive con orgullo, sufrimiento y entereza la lucha que desarrolló contra los hechos execrables que sucedieron en las distintas dictaduras; y decide que esta historia permanezca viva y no muera con los que más la padecieron.
 
Cabe preocuparse, por otro lado, por el alto nivel de politización de todo lo que rodea los delitos de lesa humanidad que se cometieron durante la menciona última dictadura; inquieta que la conservación de la memoria de los hechos ocurridos dependa del color político del gobierno de turno, tanto desde el punto de vista económico como de divulgación.
 
Sería razonable ampliar la base social que apoya esta causa, para tener así la fuerza suficiente para exigirles a todos los gobernantes que promuevan y apliquen las políticas públicas necesarias para conservar la memoria de lo ocurrido durante las dictaduras en general.
 
Da la sensación de una tremenda y preocupante incomunicación entre estos distintos grupos que luchan por nuevos Espacios de Memoria y por conservar los existentes. La sociedad argentina vive, siente y no quiere ni puede olvidar los distintos delitos de lesa humanidad que ocurrieron, y así se decidió mantener viva la historia; pero hace falta un replanteamiento desde la base social hasta la cúpula de la causa para despolitizar esta historia de Argentina todo lo que fuera posible.

por IIDH

03/10/2019

Conozca el Código de derechos Humanos.